¿Qué dice el PRUG de la Sierra de Guadarrama sobre el MTB?

PRUG del Parque Nacional de Guadarrama

De una primera y rápida lectura del texto normativo hemos podido comprobar que se han admitido varias de las alegaciones que planteamos en nuestros escritos.

En primer lugar, se define qué es el ciclismo de montaña, por lo que el apartado ya no empieza prohibiendo, si no que se define en qué consiste esta actividad recreativa o deportiva. Agradecemos que se haya tenido en cuenta.

En segundo lugar, se considera al ciclismo de montaña como una actividad compatible con los fines del parque, en las zonas y recorridos que se han establecido en el anexo IV de cartografía, lo que es muy importante de cara al futuro.

Se elimina la ilógica restricción a las bicicletas pedelec o de asistencia eléctrica que, al ser a todos los efectos legales, ciclos, se admite su uso y circulación por los mismos recorridos permitidos para las bicicletas. Nos alegramos de que se haya aceptado la alegación.

Se han ampliado los grupos de ciclistas y se regulan los grupos y los permisos necesarios en su caso, con mayor amplitud y flexibilidad que antes.

Y llegamos al nudo gordiano del texto que no es otro que el Anexo IV de cartografía en el que se han marcado las rutas que consideran los gestores del parque que son por las que debemos circular y no otras. Habrá que ver cómo se materializa este mapa sobre el terreno, pues habrá que informar correctamente al ciudadano.

Manifestación en defensa de la bicicleta en la Sierra de Guadarrama

Manifestación en Cercedilla

El pasado domingo día uno de julio de 2018 tuvo lugar la manifestación convocada en Cercedilla, Madrid, para protestar y manifestar la disconformidad del colectivo ciclista con la regulación que establece el PRUG del Parque Nacional de Guadarrama, por la que se prohíbe el acceso de todo tipo de bicicletas a los senderos de la sierra y se circunscribe la circulación de las mismas a unas pocas pistas semiasfaltadas.

Acudieron cerca de 800 aficionados y practicantes a la concentración de protesta y hemos de agradecer la colaboración del Ayuntamiento de Cercedilla y del Club Siete Picos Cercedilla en la organización y gestión del evento.

Contamos con la intervención del ciclista Carlos Coloma que dirigió unas palabras de apoyo al deporte del MTB, al uso respetuoso de los caminos y senderos, así como al fomento del deporte entre los jóvenes como medio para conseguir una sociedad más sana.

Acudió el representante de AMBE (Asociación de Marcas de la Bicicleta de España) Carlos Núñez, quien también dirigió unas palabras para hacer ver la influencia que puede tener esta prohibición en la industria y en los comercios de la zona al poderse ver privados de los ingresos que obtienen de los ciclistas que, de materializarse esta prohibición, elegirán otras zonas para la práctica de sus actividades.

Varios medios de comunicación fueron testigos del desarrollo de una jornada festiva y reivindicativa en favor del MTB y de los derechos de acceso de los ciclistas.

Terminada la concentración con un ruidoso ¡SI A LA BICICLETA EN LA SIERRA DE GUADARRAMA!

Agradecemos a todos los clubes y asistentes su presencia.

En defensa de la bicicleta en la Sierra de Guadarrama

 Concentración Cercedilla

Y contra la injustificada regulación, que es una prohibición de facto, a la circulación de bicicletas, tanto de montaña como de paseo por los caminos y senderos de la Sierra y el Parque Nacional de Guadarrama.

Un parque que incumple los requisitos básicos que establece la reciente Ley de Parques Nacionales (2014) para ser declarado parque nacional y se salta a la torera todo lo establecido y legislado hasta la fecha.

Que va ser aprobado por un Decreto firmado por el Director General de Medio Ambiente, sin pasar por el debate y la aprobación de la Asamblea de Madrid, teniendo la importancia e influencia que tiene en la vida de todos los madrileños.

Frente a ello, los ciclistas de Madrid y Segovia nos vamos a concentrar en Cercedilla el domingo 1 de julio de 2018, a las 12.00 horas para hacer ver nuestra oposición a esta legislación restrictiva y sin razón, que apenas dejará unos pocos caminos en los que se agolparán todos los usuarios.

Este será el motivo para una ulterior reforma que extienda el territorio a más el doble que ahora y lo cierre al uso, a fin de evitar la masificación en una zona masificada desde hace décadas.

Un parque nacional en una urna, para que los madrileños lo veamos de lejos.

¡Así no queremos parque nacional!