¡No nos ayuda!

Desde que en el año 2004 se constituyó IMBA en España, todos los que entonces y ahora formamos parte de esta asociación hemos venido trabajando para evitar el cierre de caminos y senderos para el uso de la bicicleta de montaña en cualquier parte de nuestra geografía.

Hemos conseguido modificar Leyes, Decretos y diversa normativa que prohibía o pretendía prohibir el uso de nuestras mtb en ciertas zonas, caminos y senderos habitualmente utilizados para nuestras rutas.

Desde 2004 estamos intentando concienciar al colectivo ciclista en el respeto a la naturaleza, el respeto a las regulaciones, el respeto a los demás usuarios de los mismos caminos y senderos que nosotros utilizamos para disfrutar de la naturaleza, de forma que ese colectivo se convierta en una Comunidad Ciclista, concienciada y responsable, respetuosa y obligada con todo lo que antes mencionábamos.

Sabemos que nuestro mensaje de respeto y responsabilidad ha llegado a muchos ciclistas, pero no ha llegado a todos y eso no nos ayuda.

No nos ayuda que haya ciclistas de montaña que tomen los caminos y senderos de uso público como su propia pista de entrenamiento, circulen a velocidades indebidas y con riesgo de accidente, varíen la configuración de los senderos realizando infraestructuras para saltar, etc. sin tener en cuenta que no se puede intervenir en el monte sin autorización. En definitiva, que no respeten a los otros ciudadanos que usan estos caminos y senderos con el mismo derecho que esos aguerridos bikers. No nos ayuda esta actitud de unos pocos que hacen que una gran mayoría de ciclistas respetuosos y responsables seamos vistos por otros usuarios casi como bárbaros modernos.

No nos ayudan los gestores de los espacios naturales, los técnicos de las diferentes Administraciones ni los políticos, en general, que tienen una visión equivocada y tergiversada de lo que es el mountain bike. No nos ayudan sus opiniones prejuiciadas respecto de nuestro colectivo y debemos dedicar multitud de horas, visitas, reuniones y esfuerzos para ir llevando a la realidad sus opiniones y sensaciones sobre los ciclistas de montaña.

No nos ayuda la inhibición de gran parte de la industria, de los comercios y de las empresas de turismo en bicicleta de montaña, ante los problemas que se nos plantean a diario para poder sufragar los gastos en que debemos incurrir a diario para acudir a reuniones, dedicar tiempo de estudio y trabajo, viajes, etc., etc. Trabajamos para el colectivo ciclista, pero no se puede obviar que sin nuestro trabajo de abogacía y representación de los ciclistas de montaña, muchos espacios, caminos y senderos estarían prohibidos para la circulación de bicicletas de montaña y, por ende, no se nos puede ocultar que la industria de la bicicleta de montaña no se ha visto perjudicada por un descenso de ventas en varias zonas de España, consecuencia de aquellas posibles prohibiciones, obteniendo el lícito y lógico beneficio económico por su trabajo e industria.

Con la llegada de las bicicletas de pedaleo asistido, denominadas legalmente "pedelec", no nos ayuda en absoluto la confusión que se está creando en el colectivo, en las Administraciones y en el público en general, al denominarlas como e-bikes o bicicletas eléctricas, tanto por la industria como por muchos medios de comunicación que consideran más atractiva esta denominación frente al sufrido término "pedelec", más feote y más difícil de pronunciar. Para aclararlo someramente, decir que las pedelec son bicicletas de pedaleo asistido por la fuerza del pedaleo, que no funcionan si no se pedalea y las e-bikes, speed bikes, etc., son bicicletas eléctricas que funcionan por medio de un motor eléctrico que se opera desde un gatillo o un acelerador. Son cosas muy diferentes.

Si nos ayuda la colaboración de todas las revistas especializadas, de las webs ciclistas, de las redes sociales que nos dan cabida en sus páginas para que podamos difundir nuestro mensaje de respeto y colaboración, como esta que lees en este momento. Mil gracias, por supuesto.

Como podéis ver, el resultado es de cuatro a uno. Nos gustaría poder empatar el tanteo, al menos, o poder ganar por cinco a cero (¡eso sería increíble!). En manos de todos los que leéis estas líneas esta conseguirlo.

¿Nos ayudas, por favor?