1. Monta únicamente en caminos permitidos:

    Sigue el camino establecido. Respeta la propiedad privada y las prohibiciones. Entérate en los Ayuntamientos, sobre cuales son las limitaciones existentes para el libre paso por la zona.

  2. No dejes huellas de tu paso:

    Trata de no dejar huella, controlando la frenada y evitando los derrapes. El derrape produce una erosión innecesaria del terreno. No arrojes basura.

  3. Controla tu bicicleta:

    Adapta tu velocidad a las condiciones del camino y a la visibilidad. El control te permitirá evitar accidentes y derrapes.

  4. Cede siempre el paso a otros usuarios:

    La base de la convivencia entre ciclistas y peatones reside en ceder el paso. Avisa de tu llegada con tiempo y reduce la velocidad hasta pararte si es necesario.

  5. Nunca espantes a los animales:

    Estas en su medio, y posiblemente no estén acostumbrados a tu presencia. Se respetuoso y no hagas ruido innecesariamente. Vuelve a cerrar las verjas que cruces.

  6. Planifica tu salida:

    Especialmente en caso de hacerlo por alta montaña, debes ser autosuficiente en todo momento, y conocer tu nivel (físico y técnico), el equipamiento, y la bicicleta (mantenla en buen estado), escogiendo el recorrido en función de todo ello.

  7. Utiliza siempre el casco:

    Úsalo siempre por tu seguridad y la de los que te acompañan

  8. No utilices auriculares:

    Disfruta de los sonidos de la naturaleza y advierte posibles peligros

Cede el paso